top of page

Dicen que la vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos




Dicen que la vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos

Que hay que vivir cada día como si fuera el último

Pero aun así, ¡Qué agobiante se suele tornar sobrellevar la vida, en ocasiones! ¿verdad?

No obstante, debemos ir a la batalla con ahínco,

abrazar fuerte la vida, reírnos con ella, vivir con pasión,

perder con elegancia y ganar con osadía.

El mundo es de quien se arriesga, quien aún con miedo, apuesta todas sus fichas

y es que la vida es tan bella

como para verla ínfima.

Diria Oscar Hanh; A donde quiera que vaya

a donde quiera que me mueva

nada va a pasar

nada va a cambiar

porque me llevo a mí conmigo

No me quedo allá atrás

no me alejo de mí:

me traigo a cuestas

Otra casa otro cielo otro tiempo

darán lo mismo: son lo mismo

La vida no está en otra parte

la vida está donde uno está

Recordemos que el camino no es sencillo,

hay momentos de extrema alegría, que desearíamos fueran eternos.

Pero también hay momentos de decepción, de cansancio, de desesperación.

Aun así, la vida se hace paisaje amable cuando la amamos.


Les presento a Ricardo, los que lo conocemos y queremos le decimos Pochito,


Pochito es voz suave y amable, pero también estricta y serena cuando necesitas un estatequieto.

Pochito es aliento, es referente, sabrá Dios cuántas veces le pedí ser como él.


Pochito es padre, es esposo, es hijo, es hermano, es tío, Pochito es familia, Pochito es hogar.

Querido por tantos, él no necesita enfrentarse a sus detractores, ¿para qué? No vale la pena; ya diría El Quijote, Los perros ladran, Sancho, es señal que estamos avanzando.

Y es cierto, Pochito, tú siempre avanzas, nunca apartas la mirada del camino; mientras los otros se entretienen queriendo ponerte piedras en la ruta, tú solo las retiras y continúas con más fuerza

Pochito, muchos dirán que eres un trotamundo, otros dirán que eres su 911, otros criticarán tu locura, otros se reirán y disfrutarán contigo de ella, mi Jequita diría que eres su muchacho, su niño pequeño y es que de eso se trata, afrontar las responsabilidades como adulto sin perder la esencia de un niño pequeño.


A Pochito se le va la vida entre libros, pláticas, plantas y muchas dosis de café, sin duda la combinación perfecta,


Pochito dice que no tiene miedo de arriesgar, lo que no sabes es que por dentro está temblando de nervios, pero de eso se trata la vida, si vas a intentarlo, ve hasta el final. De otra forma ni siquiera comiences.


Pochito se ha reiniciado una y mil veces, pero Pochito es bueno, a Pochito nunca la faltarán manos amigas, protección divina, Pochito es bueno y cuando eres bueno con la vida, esta te devuelve con creces


¿Qué seríamos sin ti Pochito? Me lo he preguntado varias veces, pero como pensar en los hipotéticos agota la mente, en lugar de preguntarnos qué seriamos sin ti, mejor demos gracias porque siempre estas ahí, no sabemos cómo lo haces, pero siempre estas ahí.

Nunca nos faltes Pochito, que nosotros, nunca lo haremos.


Nicol Fiorella García Muguerza

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El amor…

Comments


bottom of page